Servicios

NIÑOS
terapia-ninios

Dirigida a la atención de síntomas infantiles que dan cuenta de dificultades, tropiezos, que aparecen en el proceso de la constitución del mundo emocional de los niños, la construcción de su personalidad, la relación con quienes los rodean, el vínculo con sus pares y el campo del aprendizaje.Los síntomas que presenta un ser humano manifiestan, expresan, de una manera única, las dificultades por las que está atravesando. Algunos de ellos, comúnmente suelen asociarse con problemas de conducta, depresión infantil, desinterés o problemas en el aprendizaje, fobias, hiperactividad, entre otros son distintas formas de manifestar los obstáculos por los que están pasando y que aparecen como un llamado, un mensaje, a descifrar: “¿qué es lo que un niño o niña está tratando de decir?”.La atención psicológica que ofrezco está dirigida a niños que presentan dificultades de diferente índole, como por ejemplo:

  • Problemas de conducta.
  • Temores.
  • Fobias.
  • Manifestaciones de agresividad.
  • Dificultades tras separación o divorcio de los padres.
  • Celos o conflictos entre hermanos.
  • Problemas de aprendizaje y lecto-escritura asociados con factores emocionales.
  • Secuelas emocionales a causa de problemas en el aprendizaje y de lecto-escritura.
  • Abulia infantil.
  • Dificultades en la inserción escolar o integración social.
  • Entre otras problemáticas emocionales.
ADOLESCENTES

Dirigida a todos aquellos malestares y dificultades a causa de la entrada a la pubertad o adolescencia.La entrada a la pubertad y la adolescencia es un momento de la vida en el que todo individuo se ve enfrentado con el despertar de la sexualidad. Además de los cambios físicos que experimentan los jóvenes, se replantean qué lugar ocupan en los afectos de sus padres, su familia, sus amigos y aparecen también inquietudes sobre el amor, la amistad, cómo relacionarse con el otro sexo, sus padres y el mundo, temáticas que en ocasiones pueden generarles conflictos emocionales. Algunos pueden enfrentar esta etapa sin mayores dificultades, mientras que otros necesitan del acompañamiento emocional de un profesional para sobrellevarla de una mejor manera y construir sus propias respuestas.

PADRES
trabajemos-juntos

La época y sus demandas influyen en las familias y sus características. Ser padres es una experiencia que se construye y el rol que desempeñan ambos es vital para los hijos. En algunos casos, factores emocionales de su historia, que dejaron una huella, aparecen asociados con los síntomas que presentan sus hijos o con las dificultades que ellos mismos presentan en la cotidianeidad. Estos pueden manifestarse como tropiezos, repetitivos o no, que necesitan ser dilucidados y preguntarse: “¿qué implicación tengo en lo que está pasando en mi vida, con mi hijo, con mi pareja, etc. y qué puedo hacer al respecto?”.

Para la evolución del trabajo y mejoría del estado emocional de los niños y jóvenes es importante que sus padres logren implicarse y comprometerse con el tratamiento.

DE LA MANO CON LA ESCUELA
terapia-ninios-1

Cuando las dificultades de un niño o un joven se presentan o se han trasladado al ámbito escolar es importante poder escuchar las inquietudes, preocupaciones y observaciones de sus maestros. Será favorable intercambiar criterios y realizar un análisis de la situación por la que está atravesando el niño o joven para que dicho individuo sea pensado de una manera distinta y sea posible construir estrategias de apoyo de forma conjunta.

Estas estrategias de intervención y soporte contribuyen directamente en el mundo emocional del niño y su familia. Es vital instituciones educativas que logren interesarse, motivarse, en la búsqueda del bienestar y la mejoría de su estudiante.

ADULTOS MAYORES
terapia-ninios-1

En algunos casos, el discurso social tiende a considerar a los adultos mayores como personas que únicamente requieren cuidados físicos y dejan un poco de lado sus sentimientos y emociones. En el trabajo cotidiano y directo encontramos que los adultos mayores pasan por distintas situaciones y experiencias que los hacen únicos y en las que se ven enfrentados a disminuciones físicas como: la visión, la memoria, la independencia para hacer cosas por sí mismos, la capacidad para administrar sus finanzas, también la pérdida de sus seres más queridos y finalmente, dependen de personas que no los conocen; estos y otros eventos que les anuncia la cercanía de la muerte. En este contexto, algunos adultos mayores sufren temores, angustias y un sin número de síntomas asociados comúnmente con la depresión.En consecuencia, a los adultos mayores se les hace más evidentes las dificultades de la vida y sienten que tienen pocas herramientas, modos apropiados, para sobrellevarlas de la mejor manera posible; por esta razones, se hace necesario un acompañamiento emocional de una persona calificada que le permita ubicar aquello que le causa malestar y encontrar una manera creativa de arreglársela con las dificultades de la vida.En la práctica clínica, se ha constatado que cuando un adulto mayor recibe la atención de su familia y del equipo: médico, psiquiátrico, psicológico, terapia física, recreativa y ocupacional su bienestar es mayor y mejora su calidad de vida.

 
¿En qué consiste el trabajo del psicólogo clínico con adultos mayores?
 

El trabajo del psicólogo clínico con adultos mayores tiene como esencia dar la posibilidad de encontrar nuevas formas de encarar la vida a pesar de las dificultades propias de la edad para hallar momentos de satisfacción y deleite en esta etapa.Por ello, el paciente deberá poner en palabras los malestares que le aquejan, sus deseos, interrogantes y soluciones durante el acompañamiento e intervención del psicólogo tratante.

 
¿Cuáles pueden ser algunas manifestaciones de sufrimiento emocional en el adulto mayor?
 

02d92f8e-7f5e-4e28-a4c9-2d7bf4cb9bd0

 
El sufrimiento emocional de un adulto mayor puede aparecer a través de una variedad de manifestaciones o síntomas y que preocupan a aquellos que conviven o comparten la vida con un adulto mayor, como por ejemplo:

  • Angustia.
  • Depresión/pérdida del interés por la vida.
  • Aislamiento.
  • Llanto recurrente.
  • Irritabilidad.
  • Duelo por la muerte de un ser querido.
  • Disminuciones físicas.
  • Entre otras problemáticas emocionales.